La prensa japonesa propone censurar la nueva película de Ghibli para el extranjero

Kaguya-hime no Monogatari

El periodista Reizei Akihiko escribió recientemente una columna para la edición japonesa de Newsweek diciendo que él personalmente cree que la película Kaguya-hime no Monogatari, el lanzamiento en largometraje más reciente de Studio Ghibli,  se convertirá en un clásico, pero está preocupado de que no pudiera ser presentada en cines en el extranjero. Más específicamente, hay escenas de lactancia que muestran pechos visibles, escenas que incluyen bebés y niños medio desnudos y una joven chica desnuda lanzándose al agua.

かぐや姫の物語 予告

A Reizei le preocupa que las escenas hagan que la distribución sea difícil en países con actitudes estrictas acerca de la desnudes animada en pantalla.

Específicamente, él tiene la preocupación de que se pongan restricciones para presentarla en países Islámicos y que obtenga una clasificación G en los Estados unidos sería imposible.

Su propuesta es que la película sea re-editada para una versión “internacional”.

Lo anterior es más o menos una traducción de parte del  que escribió Bamboo Dong en ANN pero son solo los hechos recientes, en RocketNews24 hacen una reflexión más larga, aunque tal vez no más profunda, sobre el caso, recordando lo que sucedió después de lanzar Nausicaa en Estados Unidos.

Cuando se lanzó Warrior of the Wind lo cual es el nombre de Kaze no Tani no Nausicaa. La película se lanzó unos 20 minutos más corta que la original, fue un fracaso tanto en la crítica como en las ventas. Studio Ghibli estuvo tan decepcionado por ese experimento de adaptarse a los gustos extranjeros para lanzar una película que cuando se estaban preparando para lanzar Mononoke hime en los Estados Unidos, el productor Suzuki Toshi, se supo que envió una katana al distribuidor americano Miramax con una nota que decía “Sin cortes”, según dice Casey Baseel en RocketNews24.

Vía: ANN y RocketNews24.